viernes, 16 de diciembre de 2011

ACABANDO CON LO QUE NOS QUEDA

Supongo que el título lo dice todo. Desde que pesco, desde que nací, he aprendido que las especies tienen ciclos, años de repunte y años malos, pero también he aprendido que cada año que pasa hay menos. Que cada repunte llega más abajo, y que hay repuntes que ya no existen ni existirán. El barco naufraga y a los marineros no se les ocurre otra cosa que lanzar por la borda los chalecos salvavidas, y todo ante la mirada impasible de unos guardacostas que ríen la gracia, pues van a llegar igual a fin de mes, salven vidas o no. Así describiría yo la situación actual de nuestros mares y, por lo que me toca, de la costa valenciana. Ya que mi amigo David Sánchez y otros conocidos se han hecho el ánimo, retomo las imágenes de sus blogs para intentar divulgar el asunto anjovero, que trae cola...

Imagen cortesía de David Sánchez.

Este puede ser el resultado de una jornada de pesca a la anjova. Hay quien comete este acto vandálico, se jacta de ello, y hasta le aplauden. Luego, cualquiera que pasa por allí y lo ve, se compra una caña, unos señuelos, y ayuda a erradicar la especie, pues casi todo el que empieza tiene el chip del arrase, como lo tuve yo en mi niñez, y es que debe ser que los ibéricos lo llevamos en los genes, de serie. Claro, a medida que pasan los días, se van sumando trogloditas a la manada, y es que podría entender que se llevaran un pez a casa -digo, a la cueva-, pero no treinta, cada día, cada amanecer, cada atardecer. El cupo es de 5 kilos por persona y día.


Ahora viene la reflexión:

¿Por qué se permite esto?
Pues por que en general, nuestra cultura es así y está bien visto. Somos cuatro los que lo vemos mal, y apenas damos una pataleta o gruñimos entre dientes.
No existe guardería específica que controle esto, pues los únicos que tocan el tema marítimo son la Guardia civil y su grupo del SEPRONA, que llevan mil cosas y generalmente no tienen ganas de problemas, y menos aún si ven un grupo numeroso (ya no son lo que eran, sólo se crecen si te pillan solo y pones cara de espanto o te conoces las leyes-eso es lo que más les fastidia-).

¿Qué podemos hacer?
Lo único que puede ser relativamente factible es hacer un acotado. El problema es que para acotar aguas marinas está complicada la cosa, pero sería una solución rápida y eficaz. Si la Federación se mojara (perdón pero me parto de la risa) se podría poner una normativa específica mucho más restrictiva de la existente. Por ejemplo, de la Gola de Pujol hasta los primeros edificios del Perellonet y 500 metros aguas adentro de la línea de costa. Pesca sin muerte con señuelos artificiales, salvo del 15 de Junio al 15 de Agosto (hay que dar algo de vidilla a la pesca tradicional a cebo que se lleva practicando toda la vida, pero en meses en los que harían un daño mínimo), con un cupo de 1 pez por persona, sea cual sea su peso. Prohibida la pesca submarina en este ambiente, protegiendo así a las enormes llobarras que todos los años se funden los pescasub sin que nadie proteste. Esto sería como en las truchas, al principio mucha gente en contra, pero luego se irían dando cuenta de que lo que realmente les gusta es pescar y no llevar pescado a casa. Yo empecé así, y pasé de llevarme todo a ahora no llevarme casi nada.

Ah, no me olvido de la Asociación de Pesca Recreativa Responsable de la Comunidad Valenciana, a la que por suerte no me inscribí cuando su Vocal JESÚS GALINDO, de la embarcación KAHALA, con sede en el R.C.N. de Valencia, me invitó a ello casi a la vez que puso en el Foro de Pescamediterráneo2 una desafortunada foto de sí mismo con toda la bañera de la barca llena de peces piloto y llampugas, a rebosar, mientras todos los secuaces foreros le aplaudían. Lástima que he buscado la foto en el foro y no la he encontrado.

En fin, mientras las anjovas y los palometones siguen el mismo camino que los antaño abundantes lenguados, corvas, corvinas y demás, seguiremos dando pataletas. A menos que seamos mayoría y contemos en unas elecciones. Entonces, y sólo entonces, alguien sabrá que existimos los que apostamos por la conservación.


Piensa globalmente, actúa localmente.

Antonio Pradillo


14 comentarios:

  1. No pudo estar más de acuerdo con tu reflexión Antonio.Por desgracia,por mucho que se hable y se intente difundir el captura y suelta,a la hora de la verdad somos muy pero que muy pocos los que lo hacemos.Aquí en el delta del Ebro,llevo viendo estos abusos desde hace más de una decada y cada vez más.Ahora claro,estamos recogiendo esos frutos.Estos meses de otoño han sido para la lubina los peores en cuanto a abusos de todos los años que llevo pescando aquí.En las golas,decenas de pescadores pasan todas las noches en busca de las lubinas,a spinning y alguno a surfcasting,dandose de codazos para poder tirar.Ni te imaginas la de kilos de lubinas que se han matado para beneficio propio,grandes y pequeñas,ya que gracias a esta maldita crisis,el nuevo deporte de moda en el delta es vender el pescado que pesques.Pescadores rumanos y del este,junto a un buen grupo de locales están masacrando a la lubina.Y en estas zonas,sabiendo pescarlas,puedes hacer una pescata de escándalo,asi que imagínate el percal.Todas esas lubinas no criarán este invierno.Una vergÜenza que cuenta con el beneplácito del seprona que se dá la vuelta cuando se acercan.
    Indignación total.

    ResponderEliminar
  2. Tambien estoy contigo antonio,todos hemos sido pequeños y hemos hecho tonterias pero en esos tiempos creo que podiamos llevarnos un pez que otro a casa,hoy en dia,no,y lo veo grave,la gente que va a pescar de hace dos dias no lo ve,personas que llevamos años en el mar nos damos cuenta,los peces escasean y mucho,yo estaria dispuesto a pertenecer a ese coto,la verdad que esta temporada que salgo de golas es algo que no es normal y comprendo cada dia la situacion,la gente se rie cuando les cuentas estas cosas porque en su mente solo hay avaricia y matar por matar,es grave que un buceador se lleve lubinas y lubinas preñadas,millones de crias que no volveran,yo lo veo muchisimas veces ya que la mayoria de dias pesco en solitario y veo todo y creo que desde pequeño que salia a pescar pienso que el mayor problema es el dinero,porque ya no es la costumbre de ir a pescar,si no la de ir a por euros al mar,esto ultimo lo practicabamos algunos, hasta yo, pero comprendimos hace unos dos años el asunto y ahora se ve que es la moda,¿que deberiamos hacer para que todos comprendieran?,no lo se,ya no lo se,un saludo amigo.

    ResponderEliminar
  3. Esto pasa en toda la costa mediterránea y en todos los puntos calientes de nuestra geografía. La desembocadura del Segura en Guardamar y el puerto de Torrevieja es un ejemplo. También hay que reflexionar en que las marcas se frotan las manos con estas imágenes, y podría decirse que son producto de su publicidad. A fin de cuentas solo nos queda inculcar nuestra cultura conservacionista en nuestro ámbito mas local.

    ResponderEliminar
  4. Sad. This is happening on a world wide scale Antonio. In my back yard and yours. Its really a shame the same anglers that rape the resources are the same ones that complian when the fishing declines to almost nothing.

    ResponderEliminar
  5. Estoy de acuerdo contigo Antonio, hasta cuando se va a permitir esto.
    Nunca había bajado al Delta como este año y puedo suscribir parte de lo que comenta Toni. Hay que ser selectivo y responsanble, al final ¿que acabaremos pescando?.
    Saludos
    Alex

    ResponderEliminar
  6. Soy abel sosa , he leido los comentarios y llevarse a casa 30 anjovas es una barbaridad , con uno para la familia sobra ,vosotros saltais con las anjovas por que la especie que os interesa ,yo soy pescador de muchas modalidades de pesca entre ellas a cebo, matapeces para vosotros , me importan y preocupan hasta las especies no deportivas , veis mal en unas anjovas pero os da igual los barcos de pesca de arrastre sacar 500 kilos de peces solo se aprovecha una pequeñisima parte para mal vender , sin contar los que buscan los langostinos y gambas que comeremos esta navidad el resto se tira al agua muerto ,calcular al dia los kilos por la flota redes y palangres a 50 metros de la gola sigo sumando, el pescador de orilla jamas podra ser tan letal aunque todos los dias enculara un furgon de anjovas pensar primero y no buscar el camino facil ,lo de acotar no serviria para nada que en pinedo los socios sueltan los llobarritos , todos somos egoistas biembenidos al mar muerto

    ResponderEliminar
  7. Toni,

    Ayer me comentaron que algunos de los que estaban haciendo destrozas empiezan a atender a razones, esperemos que con actuaciones como estas todos salgamos beneficiados, en el futuro podamos seguir disfrutando de las anjovas y en nuestros pesqueros no se hagan matanzas.
    Estoy totalmente de acuerdo en que acotar la zona, en mi opinión el acotado la aria más grande, desde el sidi hasta el perello, como dices con pesca sin muerte, sería un gran pulmón y por supuesto totalmente prohibida la pesca sub a menos de 500 mts.

    David

    ResponderEliminar
  8. Hola amigos, gracias a todos por aportar vuestro punto de vista, todos tenemos derecho a dar nuestra opinión.

    Abel, estamos totalmente de acuerdo en que la pesca profesional es la principal causante de la quiebra de las pesquerías, pero está muy claro que la caña también hace daño. Las lubinas, por ejemplo, no sufren demasiado por la pesca profesional, y es la submarina con los reproductores y las matanzas de rall y juveniles a caña lo que más daño hace. La gestión y vigilancia del coto de Pinedo no es un buen ejemplo a seguir, desde luego, aunque se ha conseguido evitar las matanzas que se estaban cometiendo con pez vivo. Ahora, por lo menos, está lleno de anjovas, aunque a spinning sean difíciles, pero criarán y podremos seguir pescándolas. Deberías hacerte un viajecito a Mauritania con Emiliet, para que entiendas cómo debería ser el Mediterráneo si no hubiera el grado de sobrepesca que tenemos...

    Un saludo a todos,

    ResponderEliminar
  9. Toni, me ha sorprendido la entrada. Quiero decir, sorprendido con agrado. Ya no damos pie con bola, todo vale, y si podemos criticar aquel o no importa qué, mejor aún. La pesca industrial es un abuso que arrasa con el medio y las especies. La individual no lo es menos. Esta claro que no todo el mundo actúa de esta manera pero me da que esto va ser "cultural". El asunto es que nos queda poco de lo que sea, da igual por donde mires. ¿la costa? ¿los humedales? ¿los ríos? si no es para ganar dinero o llevártelo a casa parece que no cumples con tu obligación de expoliar.
    Para empezar, en mi casa, estas navidades no habrán ni langostinos, ni gambas, ni leches en vinagre, musaca con ensalada de zanahorias, madroños de postre y turrones. De entrantes, almendras y demás frutos secos y a disfrutar con la tertulia en familia,eso es lo que mola.
    Planeta Tierra, lástima te tengo.

    ResponderEliminar
  10. Juan, eres un crack. No todo el mundo sería capaz de cenar zanahoria y almendras en nochebuena...

    Todo se acaba, menos tus mosquitos macho. ¡A ver si este año les pegas un chute a los de La Albufera, que nos dejan fritos! Por cierto, ayer estuve en el ullal del Duc (al hilo con tu entrada en el blog sobre odonatos) y vi alguna libélula activa. Es lo que tienen los calores, en Navidades y pululando insectos, galápagos, black basses...

    ResponderEliminar
  11. !!!ATENCION!!!

    Amigos blogeros... Visito muchas blogs de pesca y hace tiempo que enconre uno, el cual me hacia dudar si denunciar publicamente las fotos de matanzas de peces q encontre en el... Juzgen ustedes mismos (http://www.pescatorrevieja.com/0_bienvenida/0_bienvenidos.htm

    ResponderEliminar
  12. Hace unos días, un amigo me llamó y me contó que unos pescadores de edad avanzada estaban sacando cantidad de lubinas de entre 15 y 25 cm.
    Todas fueron a parar a las bolsas de estos desaprensivos.
    Y luego dirán que no hay nada.

    Queda mucho por hacer en este sentido.

    ResponderEliminar
  13. Totalmente de acuerdo con Antonio Pradillo, el daño realizado por la pesca deportiva existe, siendo por la ganancia de adeptos cada vez mayor y se debe limitar. Pero también coincido con Abel Sosa en que debemos pedir que se actúe contra la pesca indiscriminada con redes y palangres que recorren las costas todos los días.

    Desafortunadamente existen personas a las que no les importa lo que van a pescar o a disfrutar sus nietos, sino en lo que se pueden llevar casa ese día de pesca.

    ResponderEliminar