lunes, 8 de abril de 2013

GAMBITAS Y ROCK

A nadie pasa inadvertido que las gambas son la base alimenticia de muchos peces. ¿Por qué no emplearlas para el rock fishing ligero? 

Un blenio o babosa juvenil (Parablennius gattorugine) ha mordido la gambita. Véase la cabeza de tungsteno de rápido montaje artesanal. 

No hace falta que sean imitaciones perfectas, con que se asemejen un poco y sepamos moverlas correctamente conseguiremos engañar a las fierecillas de la roca... 

Un gobio de Canarias espera su oportunidad en un charco. 

Los gobios (Gobius sp.) son extremadamente voraces, pero necesitan señuelos muy pequeños para poder ser capturados.

Los gobios se distinguen de los blenios fácilmente, ya que los primeros tienen escamas bien visibles y las aletas pectorales soldadas, formando una sola aleta en forma de ventosa. 

Y sin plomar, una bomba para las lubinas, aunque el lance se dificulta tanto que a veces vale la pena optar por la pesca a mosca con cola de rata, alcanzando así hasta unos 20 metros de distancia de lance. 

Lubina capturada con una gambita a mosca. 







4 comentarios:

  1. esas mini gambitas vuelve locas a las lubinas, ya sean a mosca, con buldó, con jig, sin plomar...una bomba de relojería que eso si,lástima, cada vez cuesta más encontrarlas, al menos por mi zona... saludos Antonio!!

    ResponderEliminar
  2. buenas jornadas las que cuentas, te felicito por el blog ante todo.
    el Rock es una técnica que aqui en el norte todavía no cuenta con muchos seguidores, espero poder seguirte en el futuro y aprender de esta especialidad.
    un fuerte abrazo desde asturias compi

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tus palabras Emilio, hablaremos de ello en el curso de San Esteban de Pravia (27 y 28 de Abril), organizado por la tienda Vagamar.

    ResponderEliminar